+34 91 532 33 71

Envío a todo elmndo

Alex Katz

Alex Katz, hijo de emigrantes rusos, nació en Brooklyn, Nueva York, en 1927. Un año más tarde, en plena depresión, su familia se mudó a Queens, un barrio multicultural formado por muchos de los que huyeron de las dos primeras guerras mundiales. Su familia, amante de las artes y la cultura, fomentaron su interés en éstas. Así, Katz ingresó en 1946 en la prestigiosa “The Cooper Union Art School”, en Manhattan. Su éxito en los estudios fue recompensado con una beca para estudiar en la “Skowhegan School for Painting and Sculpture”, en 1949. Mientras que la enseñanza en la Cooper Union era más tradicional, allí aprendió a pintar desde el dibujo y las técnicas del arte moderno, en la Skowhegan se fomentaba el dibujo libre y el conocimiento de la vida para un desarrollo personal. Este cambio de prácticas e ideas le llevaron a tomar la decisión clave: dedicar su vida a la pintura. A finales de los años 50, el estilo de Alex Katz comenzaba a estar bastante definido. Su interés por el retrato tomó protagonismo frente a los collages que realizó a principios de esta década y los cuales mostró en su primera exposición en la Roko Gallery en 1954. Su familia y amigos y en especial su mujer, Ada, se convirtieron en el tema principal de sus trabajos, los cuales aparecían en fondos de colores planos y muy vivos. De esta forma, Katz se anticiparía a un futuro Pop Art y se desmarcaba así de la tendencia del momento en la cual imperaba el expresionismo americano. A principios de los 60, influenciado por el cine, la televisión y la publicidad, Katz comenzó a realizar sus primeras pinturas a gran escala. A mediados de esta década también comenzó su interés por la obra gráfica. Así, crearía múltiples ediciones limitadas de sus trabajos a través de la litografía, el grabado o la serigrafía. Sus retratos también comenzaron a ser más complejos, representando grupos de personas formados por sus amigos del mundo de la poesía o la pintura. En 1980, Alex Katz incorporó una nueva temática a sus obras, la moda, representando a modelos vestidas con ropa de diseño. Con el cambio de siglo, Alex Katz retoma un tema que ya había captado su atención al comienzo de su carrera: la naturaleza. Su desarrollo pictórico en este tema le lleva a la creación de sus famosas series de flores. Escapando de las imágenes de campo, se va centrando en los detalles, en esos elementos de la naturaleza que crean el paisaje para darles su propio protagonismo. Así, de las ramas de los árboles llega a las flores y con ellas un sinfín de posibilidades de colores y formas que explora en cada una de sus series. Hasta el presente, el trabajo de Alex Katz se ha mostrado en más de 200 exposiciones individuales por todo el mundo y cerca de 500 exposiciones colectivas. Su obra se exhibe de forma permanente en más de 100 colecciones públicas y los premios que ha recibido a lo largo de su carrera son innumerables. En 1968, Alex Katz se mudó a un edificio perteneciente a una cooperativa artística, donde vive y trabaja desde entonces.
Mostrando: 1
Loading...