+34 91 532 33 71

Envío a todo elmndo

Fernandez Arman

Armand Pierre Fernández nació en Niza, Francia el 17 de Noviembre de 1928. Su padre, Antonio Fernández, era anticuario y pintor amateur; de él aprendió fotografía y a trabajar con óleo. En 1946 comienza sus estudios artísticos en la École Nationale des Arts Décoratifs de su ciudad natal. Al mismo tiempo, se apunta a clases de judo en las cuales conoce a Yves Klein y a Claude Pascal. En 1949 se traslada a París para estudiar arqueología y arte oriental en la École du Louvre. Aunque en sus inicios Arman mostró un gran interés por el arte abstracto, su referente y fuente de inspiración, fue el dadaísta Kurt Schwitters. Éste marcaría el comienzo de un estilo propio que se caracterizaba por la “acumulación” de objetos iguales. En 1958 tuvo su primera exposición en solitario en la galería Isis Clert de París en la que mostró lo que Arman llamó “Cachets”, sellos y trozos de tela empastados que formaban un conjunto plano. Su nombre artístico es un guiño al pintor Vincent Van Gogh, el cual firmaba siempre como Vincent. En 1960 firma el primer manifiesto del grupo de los “nuevos realistas” franceses junto a otros artistas como Yves Klein, François Dufrêne, Raymond Hains, Martial Raysse, Daniel Spoerri, Jean Tinguely and Jacques Villeglé, y el crítico y filósofo Pierre Restany Un año más tarde se unirían a este grupo otros artistas del momento como César, Mimmo Rotella o Christo. Por esta época Arman tenía una visión muy particular del arte. Realizaba dos tipos de creaciones que se convirtieron en dos conceptos clave de la obra del artista: ”acumulaciones” y “poubelle” (en francés significa cubo de basura). Las acumulaciones consisten en colecciones de objetos iguales que fundía con poliéster o almacenaba en cajas de metacrilato, mientras que “poubelle” es la colección de desperdicios esparcidos en un espacio. En 1961 se muda a los Estados Unidos y establece su residencia en Nueva York. Comienza entonces a trabajar en torno a tres nuevos conceptos. Los “coupes” que consistía en rebanar objetos para luego montarlos de nuevo sobre un soporte de muestra, los “colères” que se trataba de destrozar a golpes objetos hechos a mano para luego reconstruidos sobre paneles de madera y las “combustions”, objetos quemados cuyos restos conformaban la obra. Con estas composiciones Arman daba un giro de 180 grados a la creación artística a través de la destrucción. A medida que pasaba el tiempo en su estudio de Nueva York, con los años, Arman fue “acumulando” objetos cada vez más dispares, como joyas hasta relojes, y utensilios varios. La fábrica de coches Renault le encargó una escultura para la Feria de Osaka de 1970 que consistiría en la acumulación de diversas partes de automóviles. Algunas de estas esculturas medían tan sólo unos centímetros de altura, otras ganarían varios metros en altura. Arman obtuvo la ciudadanía norteamericana en 1973, haciendo constar en su carnet de identidad el nombre Armand P. Arman. Las esculturas más importantes basadas en estas acumulaciones de Arman las podemos ver en la obra “Long Term Parking”, que se encuentra en el francés Château de Montcel, la cual se terminó en 1982 y consiste en la superposición de hasta 60 coches ensamblados con hormigón y que mide 18 metros de altura. Más tarde, en 1995, el gobierno libanés le encargó una escultura para conmemorar el 50 aniversario de servicio militar en el país. Con esta obra, titulada “Hope for Peace”, Arman superó sus records de altura. Se trata de una acumulación de tanques y vehículos del ejército en hormigón cuyos cañones apuntan al exterior de la obra, la cual llega a medir los 32 metros de altura. Arman falleció en el año 2003 en Nueva York, aunque sus cenizas están enterradas en París.
Mostrando: 5
Loading...