Jake Chapman

Nacido en 1966, este artista británico que ahora trabaja también en solitario, ha asentado su carrera artística junto a su hermano Dinos, carrera que ya ronda los 40 años.

Los hermanos Chapman pertenecen a la Generación de Jóvenes Artistas Británicos, más conocida como YBA (Young British Artists). Este grupo de artistas iniciaron sus primeras exposiciones a finales de los 80 y tienen en común, no un estilo definido, sino una forma de expresarse y el uso de diferentes medios inusuales para provocar y noquear al público. Algunos de los artistas que marcan el YBA son Damien Hirst, Tracey Emin, Sarah Lucas o los Chapman Brothers.

El estilo de estos hermanos siempre ha sido controvertido, principalmente por su imagen, que aunque antibelicista, está bailando con lo grotesco, inspirada sobre todo en los “Desastres de la guerra” de Francisco Goya. La admiración por el artista español y por su serie de grabados les llevó a crear su propio homenaje en 1993. Una pieza que era una representación tridimensional de dichos grabados de Goya recreados por soldados de juguete y que ahora forma parte de la colección del museo TATE.

Su trabajo no es adecuado para el público de piel fina. Obras como “Zygotic Acceleration, Biogenetic” (1995), “Hell” (2000) o “Come and see” (2013) tienen muchos admiradores pero también muchos detractores. Es bastante obvio que la primera impresión puede causar cierto rechazo, pero la verdad es que todos sus trabajos están perfectamente elaborados y profundizan en los detalles. Si el espectador puede ver más allá de lo estético entonces encontrará un discurso contra la violencia o el brutalismo que aún están presentes en nuestros días aunque estos puedan parecer lejanos al individuo.

Recurriendo siempre a su fuente de inspiración en el maestro español Goya, los Chapman lograron adquirir un set completo y original de los 83 aguafuertes que forman los “Desastres de la Guerra”, pertenecientes a la última edición impresa en 1937 durante la Guerra Civil Española. Sobre ellos, crearon obra "nueva", reelaboraron y redibujaron estos grabados agregando sus propios personajes a las imágenes originales. La reacción fue variada, por supuesto. La línea argumentativa se centró en la idea de que el arte se puede crear destruyendo el arte, lo cual no es algo nuevo. Rauschenberg hizo algo similar con una obra de De Kooning para crear su “Erased de Kooning Drawing”. Si bien algunos críticos dijeron que estas obras eran absurdas y carecían de clase lo cual demostraba su falta de talento, los hermanos Chapman ganaron el premio Charles Wollaston a la obra más distinguida en la exposición de ese verano en la Royal Academy.

La última exposición de Jake Chapman, titulada “Me, Myself and Eye” es una declaración de individualidad. Aún así, la fuente de inspiración sigue siendo la misma: Goya, la antropología, la parodia o el conceptualismo son los ejes principales de su narrativa.

Mostrando: 3
Loading...